La gestión del tiempo es el proceso de organizar y controlar cómo inviertes tu tiempo dentro de tu empresa.

Mediante el control de tu tiempo se pueden cortar actividades no esenciales y lograr más cosas, aumentando así tu productividad. La clave del éxito para invertir tu tiempo de la manera más adecuada, es la planificación y la protección de la hora prevista.

Las personas que dicen que no tienen tiempo no planean, o no protegen el tiempo previsto. Si planeas qué hacer y cuándo, y te atienes a esa agenda, entonces tendrás tiempo. Esto implica el acondicionamiento o re-acondicionamiento de tu entorno.

Si toleras y aceptas sin ninguna duda las interrupciones y las demandas de los demás, entonces efectivamente los alientas a que sigan haciéndolo.

Cómo administrar tu tiempo

Comienza registrando cómo pasas tu tiempo en la actualidad. Sólo tiene que utilizar un planificador diario o anotar tus actividades durante todo el día con el fin de controlar en qué se va más el tiempo, al final de la semana, tómate un tiempo para revisar tu horario.

Ahora, ¿cuánto tiempo se perdió? (aquí es donde necesitas ser estricto)

Citas

Las citas innecesarias también te pueden hacer que pierdas mucho el tiempo. ¿Cuántas reuniones regulares tienes con tus colegas? Una vez más, debes ser estricto aquí, pero ¿cuántos de ellas eran realmente necesarias o productivas? El control de las citas es un paso vital en la administración del tiempo.

Fechas límite

De todas las cosas que alteran un el equilibrio de tu tiempo son las fechas límite para entregar un proyecto y es probablemente la más difícil de cambiar. La organización de los proyectos en términos de prioridad y no sólo la cercanía del plazo límite te ayudarán a mantener un equilibrio.

Gestión de las comunicaciones

Procura hacer llamadas telefónicas eficaces (no te quede en llamada en espera, deja mensajes claros, etc), mantén el buzón de tu correo electrónico ordenado, con varias carpetas para diferentes tipos de mensajes.

Gestión de reuniones

Asiste únicamente a las sesiones que sean necesarias o conveniente para asistir. Asegúrate de estás preparado para que no se vuelva un desperdicio de tiempo.

Prioriza

Incluso si tienes varios proyectos, una lista claramente definida de prioridades te mantendrá al tanto de todo y te ayudará a cumplir los plazos.

Administrar tu tiempo en el día a día, hará que tu rutina sea más práctica y organizada y te permitirá estar más en control de los próximos proyectos y tareas. Una carga de trabajo equilibrada y el uso controlado de tiempo evitará el estrés y te harán más productivo.

¿Ya cuentas con alguna estrategia para administrar tus tiempo?

Si tienes tiempo déjanos tus comentario


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Soy un joven emprendedor me dedico de tiempo completo a generar oportunidades de negocio utilizando social media y generación de contenido.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.