Sí, existen muchas herramientas para poder crear Tweets de más de 140 caracteres, pero para ser realistas si alguien está en Twitter no le gusta salir a otra página web, y perderse de su feed.

Este es un pequeño truco de como poder excederse de estos caracteres sin salir de Twitter.

Primero manda un Tweet, como normalmente lo haces, pero termina con tres puntos o algo que demuestre que vas a seguir escribiendo.

Después, responde a tu mismo tweet! Para que tú seas toda la conversación que hay, quita tu @nombre. A nadie le gustaría ver que estás hablándote a ti mismo.

Ahora, los visitantes que vean el primer Tweet (o alguno de ellos) lo verán de manera larga al hacer click en la conversación.

Vuala! Has dado la vuelta a la limitante de 140 caracteres. No lo uses cotidianamente pero utilízalo cuando sea necesario.