La deforestación es la destrucción permanente de los bosques con el fin de hacer que esa tierra sea utilizada para otros usos.

La WWF estima que se perdieron unas 13 millones de hectáreas de bosques entre el 2000 y 2010 debido a la deforestación.

DeforestaciónCada año se pierden alrededor de 7.3 millones de hectáreas de bosques, el equivalente al tamaño de Panamá, de acuerdo a la Organización para la cultura y Alimentación de las Naciones Unidas. Los árboles se talan por muchas razones, como son venderse o exportarse como madera, leña o combustible (carbón vegetal). También se utilizan para fines agrícolas como son los campos de pastoreo para el ganado o actividades agrícolas y otro motivo importante se da gracias a los asentamientos humanos y la urbanización, como son los espacio para vivienda, industrias y carreteras entre otros.

Las empresas pueden generar un impacto positivo mediante la introducción de políticas de deforestación cero y limpiar sus cadenas de suministro. Eso significa producir de manera responsable las materias primas como la madera, aceite de palma y papel de una manera que tengan un impacto mínimo sobre los bosques naturales y el clima. De igual manera se pueden establecer políticas para la adquisición de papel que les permitan maximizar el uso de la madera reciclada, pulpa, papel y fibra en sus productos y asegurar que cualquier fibra virgen utilizada esté certificada por terceros.

En un estudio realizado por Forest 500, establecieron un ranking para medir qué están haciendo las compañías y organizaciones, para combatir la deforestación global.

De un total de 250 compañías, 6 obtuvieron la máxima cantidad de puntos por su responsabilidad en productos cuya materia prima provenga de los bosques. La mayoría de las compañías no han logrado hasta la fecha un avance considerable.

Las industrias de consumo del cuidado del hogar, cosméticos y de cuidado personal se mostraron un mejor rendimiento, mientras que la industria de la alimentación animal va a la zaga de otros sectores.

Las empresas con mayores ingresos puntúan significativamente mejor que aquellos con menores ingresos. En particular, una vez que las empresas superan los ingresos anuales de $ 10 mil millones, las puntuaciones de sus política aumentan bruscamente, con un promedio de casi el doble que el de las empresas por debajo del umbral de $ 10 mil millones.

Dentro de este pequeño grupo de empresas punteras aparece Procter & Gamble que utiliza grandes cantidades de aceite de palma y pulpa de madera en sus productos. La compañía ha hecho compromisos públicos de abastecimiento, tanto de manera sostenible, con la verificación de terceros. Los aceites son adquiridos a partir de una variedad de proveedores, típicamente 4 o 5 niveles de la cadena de suministro. por encima del proveedor donde se origina la materia prima (en el 2013,  P & G utilizó 462.000 toneladas de aceite de palma). Procter & Gamble anotó cuatro de cada cinco de sus políticas generales de los bosques y ganaron las notas más altas para las políticas de las materias primas, operaciones, información y transparencia.

Procter & Gamble Co (P & G) es una de las mayores empresas de bienes de consumo envasados con operaciones en aproximadamente 70 países en todo el mundo. P & G cuenta con cinco segmentos principales: Belleza, Aseo personal, Cuidado de la Salud, Cuidado de telas y Cuidados en el hogar y del bebé.

Fuentes: Forest 500 y WWC.

“El artículo ha sido patrocinado por P&G, todas las opiniones expresadas son mías” – Gabriel Neuman @gneuman


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Soy un joven emprendedor me dedico de tiempo completo a generar oportunidades de negocio utilizando social media y generación de contenido.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.