Se más productivo con estos 8 hacks y optimiza tu tiempo.

No importa el giro de tu negocio, siempre tendrás el problema número uno de los emprendedores: el día se pasa muy rápido y no te da tiempo de terminar tus tareas y para resolverlo debes de ser más productivo.

Creo que es momento de ver tus habilidades de administración de tu tiempo, porque a muchos no les alcanza con las horas que tiene un día para lograr sus tareas. Recuerda trabajar más no te hace más productivo.

8 hacks para ser más productivo.

Nadie nació con esta habilidad, así que no te preocupes si es tu talón de Aquiles, siempre puedes aprender a mejorar tu productividad para lograr más durante el día y aquí te vamos a ayudar con estos 8 hacks para mejorar:

1. Date un tiempo libre.

Decide en tu calendario cuándo será este momento de respiro. No siempre puedes estar al máximo y en algún momento terminarás agotado, así que para evitar esto, siempre puedes tomar pequeños descansos de 5 o 10 minutos que te permitan regresar a tus labores con más ganas.

En serio, esto hará que los tiempos de trabajo sean más productivos. Además, tiene una razón médica: si estás sentado por mucho tiempo, la sangre deja de fluir de la misma forma, así que párate y camina un poco.

Te servirá para descansar tus ojos (las pantallas de tu computadora o celular emiten una luz azul que cansan la vista) puedes acostarte, cerrar los ojos y como nuevo. Esto ayudará a que todo tu cuerpo recupere energía y descanse lo que necesitas para seguir trabajando con más eficiencia.

El método Pomodoro es una buena forma para optimizar tu tiempo de trabajo.

2. Utiliza la tecnología a tu favor.

Actualmente existen miles de herramientas que te ayudan a la productividad, pero aquí te recomendamos tres, muy fáciles de adoptar en tu día a día para mejorar en muchas cosas:

Establece recordatorios. Utiliza tu calendario digital, aplicaciones o tu smarphone para que te avise tu siguiente paso, recuerde una reunión o te diga que es momento de tomarte un respiro. Te ayudará a ser más estricto con tus tiempos y aprovecharlos al máximo.

Utiliza extensiones. Las extensiones para tu navegador pueden ser de mucha ayuda, desde tomarte el tiempo en una página de ocio, hasta bloquear distractores que te impidan avanzar. Échate un clavado en el directorio y encuentra cuál te puede ayudar a concentrarte.

Apóyate de una terminal móvil. Muchas de estas te ayudarán a cobrar con tarjeta en tu negocio, pero algunas incluyen opciones más allá, que te permitirán mantener el control de todo el inventario de tus productos y así cobrar más rápido, ofrecer descuentos de inmediato y sin necesidad de preguntar precios o ver si ese artículo está disponible en tu bodega.

3. Encuentra la música ideal para mejorar tu productividad.

Es verdad que muchas veces, la música puede distraerte, pero otras tantas puede ayudarte para la concentración. De acuerdo a una investigación de la Universidad de Sheffield en Inglaterra, mientras el equipo de trabajo es más grande, las interrupciones están relacionadas más con el ruido.

Es por ello, que la gente se refugia en la música para concentrarse. Por el contrario, si tu equipo es pequeño, poner música puede ser molesto para unos y volverse un factor que interrumpa su productividad.

Sin embargo, está probado que la música clásica es la que mejor funciona para mejorar la productividad y concentración. Además de los sonidos de la naturaleza y la música de video juegos, porque está pensada especialmente para concentrarte a que lo único que te importe sea el juego y nada más.

4. Haz las tareas que menos te gustan en la mañana.

Lo primero que haces al llegar a tu oficina o trabajo seguramente es revisar correos porque es sencillo y sientes que cumples una tarea, pero es sólo una ilusión. Por qué mejor no tomas al toro por los cuernos desde temprano, cuando tienes más energía y así puedes enfrentar las tareas con más optimismo.

En inglés hay una frase para eso “eating a frog” que viene de la frase de Mark Twain: “Si tu trabajo es comerte una rana, es la mejor cosa que puedes hacer en la mañana. Y si tu trabajo es comerte dos ranas, cómete la más grande primero”. Entonces, lo mejor que puedes hacer por las mañanas es atacar esa parte de tu trabajo que no te gusta y una vez que pase lo peor, estás listo para enfrentar el día.

5. Delega tanto como puedas.

Delegar no significa que no sepas hacer ese trabajo, es importante que lo veas como la oportunidad de demostrar confianza a tus colaboradores para que ellos realicen nuevas tareas.

Esto te abrirá espacio en tu agenda para realizar tareas verdaderamente importantes y en donde tengas que tomar decisiones. Si una tarea puede ejecutarse por alguien más, siempre puedes dejarles esa responsabilidad.

Por lo que más quieras, una vez que delegues no hagas micromanagement o de nada servirá todo lo que estás dejando. Establece un proceso, deja que los sigan y te comenten cómo fue el resultado, eso sí, siempre mantente abierto para consejos o resolver dudas y así te evitarás sorpresas cuando revises el resultado.

Revisa que puedes Delegar, Borrar y automatizar.

6. Di más “no” que “sí”.

Si eres de esas personas con el hábito de decir a todo que sí, es momento de que lo cambies. Entiende que decir que no, no te hace una mala persona, es tu decisión y si no puedes o no quieres, está bien que te niegues. Si necesitas tiempo para pensar una respuesta, tómatelo y no respondas de inmediato.

No es necesario que estés de acuerdo en todo, si algo no te parece está bien decirlo, te ayudará a mantener tus ideales y no comprometerte por el simple hecho del qué dirán. Entiende que no puedes complacer a todos, eso es normal y está bien.

7. Aprende atajos en el teclado.

En serio, te pueden ayudar a ahorrar tiempo, según Brainscape puedes ahorrar hasta 64 horas al año si aplicas los atajos en el teclado. Pero este va más allá, si además de usar esto, también mejoras tu velocidad de escritura el tiempo se puede reducir hasta 21 días al año.

La ventaja es que no es necesario que te inscribas a un curso para hacerlo, simplemente puedes buscar en internet juegos que te ayudarán a escribir más rápido.

8. Ten un pasatiempo.

Un pasatiempo puede ayudarte a salir de la rutina y poner a trabajar a tu cabeza en otras soluciones, ver otros ángulos y entender diferentes situaciones desde otra perspectiva. También te ayudará a combatir el estrés que tengas en tu trabajo, es un momento para pensar otras cosas y refrescar tu cabeza.

Finalmente, cuando tienes un pasatiempo no hay reglas o regulaciones cuando haces algo para mantenerte relajado y fresco, puedes seguir tu sueño de niño y permitir que tus emociones fluyan como tú quieras. Así tendrás una mente más creativa y capaz de resolver problemas.

Optimiza tu tiempo y se más productivo.

Quizá no te sirvan todos, pero intenta aplicar uno y verás que tu rutina del día va cambiando. Lo importante es que siempre te sirva para mantenerte productivo y lejos de esa sensación de que nunca te rinde el día.


Gabriel Neuman
Gabriel Neuman

Soy un joven emprendedor me dedico de tiempo completo a generar oportunidades de negocio utilizando social media y generación de contenido.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.