7 errores que no deberías cometer en tus Landing Pages.

Este artículo fue escrito por Fernando Florez Online Marketer and Communications Strategist de Lander APP

El Marketing Online es un negocio bastante difícil a veces, ¿no lo crees? Tu no solo debes competir contra otros mensajes publicitarios, sino también luchar por lograr una de las metas más complejas: captar la atención de tus prospectos (y muchas veces la de tus clientes). Por ello, es necesario pensar estratégicamente cada acción de Marketing, con el fin de potenciar su efectividad y disminuir los riesgos de que sea ignorada.

Una de las herramientas más valiosas en la que tienes que invertir, es en una Landing Page. Es la mejor manera de presentar tu oferta (productos, webinars, eBooks, etc.) de manera que tus prospectos centren su atención en ella. Sin distracciones, ni confusiones y un único objetivo, una sola cosa para hacer: lograr la conversión.

Sin embargo, existen algunos errores que muchos marketers cometen, y que pueden herir gravemente la efectividad de tu página y con ello destruir tus resultados. Sigue leyendo y descubre qué aspectos debes evitar para lograr el éxito con tus Landing Pages.

Lo realmente importante a la hora de diseñar tu página, es analizar cada uno de los elementos de su estructura desde la perspectiva del lector. Estas preguntas facilitarán tu trabajo:

  • ¿Cuáles son sus sueños e intereses?
  • ¿Qué problemas enfrenta y tú puedes ayudarlo a resolver?
  • ¿Cuáles son sus dudas y objeciones a la hora de concretar la compra?
  • ¿Qué puede distraerlo mientras está observando tu mensaje?

Los consumidores 2.0 siempre están ocupados. Su capacidad de atención es tan breve y escurridiza que hasta un botón mal ubicado o un título poco atractivo, pueden convertirse en terribles errores que logren desviar la atención del prospecto y llevarte a ti a desviarte de tus objetivos. Conócelos y pase lo que pase, trata de alejarte de ellos.

1. ¿Qué debo hacer?

Tu contenido debe ser tan claro como el agua. Tu prospecto debería saber en todo momento qué es lo que tú quieres que haga y qué estás ofreciéndole. ¿Es un whitepaper?, ¿es gratis? o quieres que saque su tarjeta de crédito para comprar algo. En este caso, ¿qué es lo que quieres que compre?

La premisa aquí es: la confusión mata conversiones. Si el visitante tarda más de 2 minutos en darse cuenta qué debe hacer para continuar, se irá bien lejos de tu Landing Page y nadie quiere eso.

En este punto debes analizar tus CTA (Call to Action). La claridad de la acción que pretendes depende en gran medida de lo que digan, a la vez que de su ubicación. No juegues a la escondida con tus CTA.

Tu prospecto debería poder responder fácil y rápidamente a estas preguntas:

  • ¿Dónde estoy?
  • ¿A dónde debo ir?
  • ¿Cómo puedo hacerlo?

2. Demasiadas opciones

“Descarga este eBook y luego mira nuestro catálogo de productos.” Demasiadas cosas para hacer. Recuerda que cada Landing Page debe tener un único objetivo, una única oferta.

¿Has estado en un restaurante donde tienes decenas de opciones de menú?, tantas que te confundes, te estresas y ya no sabes qué plato elegir. Probablemente si ya estás sentado a la mesa ordenes algún plato de todas formas, pero si estás frente a una Landing Page que te pide que tomes una decisión, puede que decidas que lo mejor es irte a navegar por otros sitios.

¿Un consejo? Elimina todas las opciones de escape, incluyendo la barra de navegación.

3. Demasiado corto o demasiado largo

En Online Marketing existen muchas convenciones o ideas que se dan por ciertas cuando muchas veces no lo son o por lo menos, no siempre. Frases como: “El Email Marketing está muerto”, “No hagas envíos a tu lista de email más de una vez a la semana”, “Todo lo que necesitas es Social Media” y tantas otras.

Aquí hay otra de esas convenciones que probablemente ya hayas escuchado: “El contenido siempre debe ser breve” Ummm… ¡No! Pero entonces, ¿qué tan extenso debería ser el contenido de mi Landing Page? Bueno, no es posible saberlo a priori.

La respuesta más sincera es “depende”, ¿de qué? de algunos factores tales como: ¿es una campaña B2B o B2C?, ¿la acción que pretendes está vinculada a una compra, a completar un formulario o a que se comuniquen con tu empresa?, si pretendes que saque dinero de su bolsillo, el producto que promocionas ¿es costoso o accesible?

Pese a que no hay reglas específicas, sí hay una idea que puede serte de gran ayuda: si quieres que los visitantes a tu Landing Page conviertan y tu oferta no requiere una decisión o acción demasiado importante como la compra, diseña tu contenido en forma breve.

Si lo que quieres es persuadirlos para que realicen una compra, piensa en un contenido lo suficientemente extenso como para presentar los argumentos necesarios para justificar esa decisión. No le digas a tu prospecto que te dé su dinero antes de brindarle un buen número de razones acerca de por qué será beneficioso para él tomar esa decisión.

¿La norma? Hazlo tan largo como lo necesites y tan corto como puedas.

4. Imágenes que no aportan nada a tu mensaje

Es muy tedioso ver fotografías e imágenes en sitios web que no aportan valor o no potencian el mensaje que estás dando con palabras. Muchas veces parecen imágenes que son incluidas solo para completar el espacio que quedó vacío.

La regla es sencilla y efectiva: si las incluyes solo para llenar espacio, directamente no lo hagas. Y es que cada uno de los elementos que componen tu página de aterrizaje debe aportar valor al resto y lograr una relación armoniosa en busca de la acción pretendida.

Imágenes como esas pueden actuar en detrimento de tus objetivos e incluso, distraer la atención de tus prospectos y esto es: una oportunidad perdida.

Aquí van algunos consejos que te ayudarán a seleccionar imágenes que logren conversiones: evita fotografías genéricas o de stock que no estén directamente vinculadas a tu oferta y gráficos que solo aporten confusión.

5. Un título poco llamativo

El título de tu página será lo primero que tus prospectos vean. Por lo que no solo debe impactar, sino también contribuir a crear el “Momento de Conversión”.

¡Ten cuidado! Porque así como pueden llevar a los visitantes a convertirse, también pueden destruir los resultados de tu Landing Page.

Recuerda: Nunca subestimes el poder de un título. Debe ser lo suficientemente atractivo como para llamar la atención del prospecto, y a la vez, lo suficientemente claro y descriptivo como para contribuir con el resto de los elementos a continuar el momento de conversión.

Aquí tienes 3 reglas de oro para crear títulos impactantes a la vez que efectivos. ¡Toma nota!

  • Céntrate en los beneficios que le aportas al usuario. La persona que vea tu Landing Page debe ser capaz a simple vista, de saber de qué manera tu oferta lo beneficia.
  • Conoce a quién le estás hablando. Para lograr un mensaje que llegue al corazón de tu público objetivo, debes conocerlo a la perfección. Por eso, trata de utilizar palabras que tus clientes potenciales usan a menudo y evita aquellas que no.
  • Agrégale energía. Una buena manera de incrementar el engagement y la urgencia de tus títulos es comenzando con verbos activos o imperativos: “Elige”, “Ahorra”, “Disfruta”, “Obtén”.

Si no te sientes seguro acerca de cuál será el mejor título para tu página, una buena manera de saberlo es haciendo un Test A/B. Esta es una excelente técnica para ajustar los componentes de tu Landing Page al perfil de tu audiencia, de manera de mejorar tus resultados.

¿Títulos impactantes y descriptivos? Mira este ejemplo y descubre cómo hacer un buen título para tu Landing Page.

RestaloEs

6. Un formulario complejo y confuso

Todos sabemos de la importancia de los leads a la hora de generar conversiones. Los formularios de suscripción son los principales instrumentos de generación de leads. Ellos te permitirán obtener los datos que necesitas para construir tus bases de datos y mantener el contacto con tus clientes actuales y potenciales.

Pero aquí aparecen las dudas. ¿Cómo armar un formulario efectivo? Muchos dudan respecto a la cantidad de campos que debe poseer. Algunos desconfían de los formularios demasiado extensos, ya que las personas se rehusan a dejar sus datos personales. Incluso se dice que cada campo requerido es una posibilidad menos de que la persona lo complete.

Lo importante más allá de su longitud, es que contenga los campos que tú verdaderamente necesitas para lograr tus objetivos de Marketing. A medida que progreses en tu relación con el prospecto, podrás pedirle más datos.

¿Quieres lograr formularios con altas tasas de conversión? Las palabras “Enviar” o “Submit” son demasiado aburridas. ¿Por qué no pruebas con otras? “Accede a nuestra versión de prueba” o “Descarga tu whitepaper” son excelentes ejemplos de botones que puedes utilizar para tus formularios. Su principal ventaja es que resaltas cuál es el beneficio que recibes a cambio de dejar tus datos.

¿Quieres ver cómo se hace? Mira el siguiente ejemplo.

AprendeTocar

7. No brindar pruebas de confianza

Desde que el visitante llega a tu Landing Page, mientras atraviesa cada uno de los pasos y hasta el momento antes de hacer click en el último CTA, él se está preguntando ¿por qué? y ¿para qué? Por qué yo, por qué debo hacerlo, por qué hacerlo contigo, para qué me servirá.

¿Por qué no te ahorras algunas de esas preguntas o las respondes directamente en tu página? Incluir elementos que generen credibilidad es crucial para lograr las tan ansiadas conversiones.

Las personas toman decisiones de compra basadas en factores emocionales y usualmente necesitan conocer las opiniones de otras personas sobre el tema, en especial, de familiares, amigos y conocidos. Es que tienden a creer que otras personas saben cosas que ellas no.

Utiliza logos de empresas conocidas que hayan sido tus clientes, apoyo de instituciones, organismos e instituciones reconocidas, testimonios de clientes felices, testimonios de referentes de tu nicho, o bien, demuestra tu expertise haciendo mención de casos de éxito o proyectos en los que has participado.

Una Landing Page es una de las herramientas más efectiva a la hora de transformar visitantes en clientes. Existen aplicaciones que pueden facilitarte el trabajo, como Lander. Con ella podrás crear Landing Pages de forma simple y rápida, sin conocimientos técnicos y con la posibilidad de utilizar su versión gratuita durante 30 días.

Todos cometemos errores, errar es parte del camino hacia la sabiduría. Anímate a hacerlo, ahora que ya conoces los principales aspectos que debes evitar, será mucho más fácil.

¡Feliz Marketing!

Comments are closed.